¿Es posible eliminar completamente las estrías?

¿Funcionan las cremas y tratamientos que prometen milagros?

 

A pesar de que la publicidad nos ofrece productos casi milagrosos para combatir las molestas estrías, existe una verdad tan lapidaria como irrefutable: estas marcas no desaparecen.

Es que estos surcos en la piel son verdaderas cicatrices que aparecen en forma de líneas de diferente grosor. Y,  aunque hay muchas variaciones de ellas, la mayoría aparecen en un color rojo o morado, y con el tiempo y dependiendo de cada tipo de piel, se van tornando blancas o grises.

Si bien, ningún tratamiento asegura la desaparición de estas marcas, existen  tratamientos que sin duda ayudan a que sean menos visibles y menos molestas.

Cremas y geles: La mayoría de los productos que existen en el mercado afirman poder eliminarlas, pero no debemos hacernos falsas expectativas, porque en su gran mayoría esta promesa resulta ser falsa. Lo que sí es efectivo es que la mayoría de estas cremas contienen tretinoína,  la forma activa de la vitamina A, que ayuda con la cicatrización, pero que es más efectiva cuando las estrías están saliendo, o salieron recientemente.

Láser: Lo que hace el láser es estimular el crecimiento de colágeno y elastina, necesarios para que la piel no pierda elasticidad. En otras palabras, es un tratamiento muy parecido a las cremas, pero potenciado y más rápido. Existen distintos tipos de tratamientos con láser y los más efectivos son los que se combinan con dermoabrasión.

 

También podría gustarte Más del autor