¿Duermes maquillada? ¡No lo hagas más!

A todas nos ha pasado! Llegamos a casa y estamos listas para dormir, pero de repente recordamos que no nos hemos quitado el maquillaje, y nos invade una flojera tremenda de levantarnos a tomar nuestras toallitas o agua micelar y hacer todo el proceso.

Pero la verdad es que no hacerlo puede tener graves consecuencias, y aquí te contamos cuáles son:

– El temido acné

¿Notas un aumento de granitos en tu piel a pesar de que la pubertad ya quedó muy atrás? Estas pueden ser consecuencia directa de que no te quites el maquillaje por la noche, pues este tapa tus poros y la suciedad –sumada a la grasitud de la piel- forma los indeseables brotes de acné.

– Labios resecos

¿Eres fanática de los lipsticks? ¡Ojo! Si los usas a diario y luego no te los sacas, estos pueden provocar resequedad en los labios. Lo ideal es que los retires después de pasadas 8 horas, y que apliques un bálsamo hidratante con ingredientes naturales.

– Piel opaca

Si te duermes maquillada no dejas respirar tu cutis, por lo que las vitaminas y minerales que le dan un aspecto saludable a tu tez no se producen, y tu piel se ve áspera y sin luz.

– Envejecimiento prematuro

Dejar el maquillaje por más tiempo, no permite regenerar la piel por lo tanto se envejece más rápido, lo cual verás luego reflejado en líneas finas.

– Pestañas quebradizas

Con las capas de máscara que nos aplicamos, nuestras pestañas se debilitan y se rompen más fácil. ¡Imagínate si te dejas el rímel toda la noche!

También podría gustarte Más del autor