¿Sabías que existen razones emocionales para no bajar de peso?

Si estás, por alguna razón, disconforme con tu peso actual quizás debieses tomar en cuenta estas razones emocionales que puedan estar interfiriendo en que puedas bajar a lo que a ti te acomode:

  1. Ansiedad: suele ser un elemento poderoso asociada al momento que estás pasando, por ejemplo: vivir sola, egresar de la universidad, enfrentar tu primer trabajo, una separación, entre otros son situaciones que pueden aumentar tus niveles ansiosos y llevarte a comer más aunque estés saciada.
  2. Pérdidas: Hay un tema acá y es que saber lidiar con las pérdidas puede impedirte bajar los kilos que te incomodan. Por ejemplo, no poder procesar duelos, rupturas de pareja, cambios de trabajo o de ambiente, cualquier tipo de “movimiento” que quiebre tu rutina.
  3. Asumir los costos: a veces, bajar de peso tiene que ver con enfrentar cambios de hábitos profundos. En vez de almorzar una hamburguesa, optar por una ensalada con proteína, ¿difícil, ah? No te preocupes, empieza con pequeños detalles diarios y ponte metas para avanzar cada vez más.
  4. Enfrentar emociones: muchos adultos a veces no tienen las herramientas para reconocer y manejar sus emociones y es por esto que buscan válvulas de escape para ellas. Una de éstas puede ser la comida. Es esencial que puedas reconocer tus propios procesos y buscar mecanismos que colaboren en elaborar las emociones asociadas a ellos.

 

También podría gustarte Más del autor