¿Estás siendo víctima de abuso emocional? Evítalo conociendo las señales

Cuando pensamos en abuso doméstico, a menudo la imagen que se nos viene es la de una mujer con el rostro herido o sangre. Y, a pesar de que esa imagen es cierta en muchos casos, a menudo esconde otro tipo de maltrato: el abuso emocional.

El abuso emocional se trata de control y poder, y una persona abusiva por lo general usa el miedo, el rechazo, el dinero y otras tácticas para retener el control en la relación sin tener que levantar una mano.

Dado que se trata de un ataque psicológico, el dolor y las cicatrices del abuso emocional están escondidos, pero están ahí deteriorando el autoestima de la persona y su seguridad emocional en todos los niveles, haciendo que sea mucho más fácil esconderlo, lo que solo aumenta el problema.

¡Atenta a estas señales!

Control del dinero

Controlar todo el dinero en una relación, decidir en cómo se gasta, retenerlo, quitártelo e incluso evitar que trabajes para que no ganes tu propio dinero son todas signos de control y de abuso emocional.

Al principio puede parecer un alivio no tener que preocuparse de pagar las cuentas, pero todo lo que necesites tendrá que venir de tu pareja, haciendo que dependas de él o de ella, y limitando tu habilidad financiera para dejarlo en cualquier momento.

Rechazo

Evitar el afecto, la falta de apreciación o de aprobación, ignorar conversaciones e incluso ignorar tu presencia, son todas formas en las que un abusador emocional castiga cuando algo de ti le molesta.

Atacando tu autoestima se aprovechan de tu amor por ellos, te manipulan para que te comportes como quieren, dándote amor y afecto cuando haces las cosas como ellos desean.

Abuso verbal

El abuso verbal puede ser difícil de descubrir a veces, porque no siempre se hace con malas palabras. A menudo se hace disfrazado de consejo cariñoso, enfocado a menoscabar tu autoestima, asegurando siempre que solo quieren ayudarte. El abuso verbal puede tomar varias formas: Criticas, gritos, insultos en lugares públicos y privados, son todas formas y señales claras.

Atacando tu sentido del valor en todos los niveles,  el abuso verbal te corroe, haciéndote creer que mereces todo eso que dicen.

Amenazas

Amenazándote con irse, reportarte a las autoridades, llamar a tus padres, violencia o revelar tus secretos y muchas otras amenazas son hechas para controlar a través del temor.

Todas las amenazas de violencia deben ser tomadas en serio, porque a menudo son el primer paso a una relación físicamente abusiva.

Aislamiento

Evitando o limitando el contacto que tienes con familia y amigos, controlando cuando y como sales, alejándote de los demás, torciendo las cosas que dicen para que parezcan poco confiables o incluso enemigos, son formas de abuso emocional. Esto es comportamiento controlador, que te hará depender totalmente de tu pareja.

Sin familia o amigos tendrán más tiempo para pasar juntos, pero también perderás la habilidad de buscar consejo de otra persona que no sea tu pareja.

Temor

El miedo es un poderoso motivador y puede meterse en una relación silenciosamente y sin que te des cuenta.

El miedo a decirle a tu pareja que hay una nueva cuenta que pagar, problemas con los niños, tener temor de comunicar las necesidades más básicas de un hogar puede hacer del ambiente algo muy tenso creando una atmosfera de temor.

Cuando este tipo de miedo aparece, también lo hace la necesidad de evitar los problemas a toda costa para evitar la rabia o el castigo.

Culpa

“¡Todo es por tu culpa!”, minimizarte, negarte o culparte. Raramente es culpa del abusador, cualquier acción, cualquier cosa dicha, la culpa será siempre de alguien más y por lo general será tuya.

A través de lo que te hacen sentir, hacen que termines preguntándote si en realidad tú tienes la culpa.

El extraño encantador

Muchos abusadores al principio muestran solo su lado más encantador, siendo la pareja perfecta. Pero a medida que la relación crece, su otro lado se vuelve cada vez más obvio.

Y a menudo, ese otro lado solo se muestra cuando están solos. Comentarios sarcásticos, controlar tu comportamiento, amenazas y mucho de lo dicho anteriormente se vuelve la norma. Pero cuando están en público, junto a tu familia o amigos vuelve a ser el caballero perfecto que todos quieren conocer.

Este extraño es tan encantador que puedes llegar a pensar que nadie te creería si dices que no es así, creando aún más temor a estar sola y perder lo que tienes, ya que todos estarán de su lado.

El abuso emocional puede dejar muchas cicatrices. Puede hacer dudar a las personas, perder el entusiasmo, tener miedo, deprimirse, etc.

Es fácil ver lo que es el abuso emocional cuando se lee. Pero cuando se trata de identificar esos comportamientos en nuestras parejas o miembros de la familia no siempre es tan claro.

Así que si estás viviendo o estas en una relación con alguien que muestra más de dos de las señales anteriores, puede que estés siendo víctima del abuso emocional.

También podría gustarte Más del autor