Tips para retomar la jornada escolar

Las vacaciones han terminado oficialmente y el regreso a clases ya comienza. Si tu hijo sufre por el cambio de horario y rutina, no te pierdas los mejores consejos para ayudarlos a iniciar esta nueva etapa.

Para muchos el verano significa dormir y despertar mucho más tarde de lo normal, y tras dos meses libres, los pequeños pueden sufrir al tener que volver al colegio. Levantarse de madrugada, una larga jornada escolar y la disminución de actividades divertidas, les puede provocar cuadros de angustia, miedo y estrés.

Para evitar todos estos sentimientos negativos, te recomendamos los siguientes tips que pueden marcar la diferencia:

– Horarios establecidos: Crear un hábito es muy importante para que tu hijo desarrolle la cualidad de ser responsable. Asignen horarios específicos para trabajar en las tareas, estudiar, jugar, cenar y dormir (un mínimo de ocho horas).

– Adiós celular: Huyan de los artefactos electrónicos antes de dormir, ya que estos pueden provocar síntomas como desvelos, dificultad para conciliar el sueño y despertar con la sensación de estar cansados. Prefieran una amena conversación familiar o cuentos antes de ir a la cama.

– Despertar tranquilo: Diez minutos antes de la hora, despierta a tu pequeño de forma suave susurrando frases de ánimo y moviéndolo de forma delicada. Luego, abre las cortinas para dejar entrar la luz natural y eleva el tono de voz hasta que esté activo completamente. Adelantar el tiempo al levantarse permite que tu hijo descanse antes de iniciar su jornada escolar. ¡Te aseguramos que todos estarán de buen ánimo!

– Desayuno favorito: Como sabemos, esta comida es la más importante y puede ser un gran impulso para comenzar el día. Intenten comer todos juntos antes de salir, para beneficiar las instancias familiares y conquista a tu pequeño con un rico desayuno.

– Despertador propio: Delegar la responsabilidad al levantarse puede ser un gran paso para tu hijo. Juntos compren un lindo despertador y enséñale a usarlo, dejando claro que debe quedar en un lugar lejos del velador, así evitarás que se quede dormido.

– Evitar las siestas: Para muchos dormir en la tarde puede ser un gran placer, pero sí afecta los hábitos de sueño. Prefiere utilizar este tiempo para actividades entretenidas como jugar o visitar un parque.

– Responsabilidad: Enséñale a tu hijo a dejar todo listo la noche anterior para evitar atrasos y discusiones. En una silla puede dejar su uniforme, su mochila y la lonchera lista. ¡Y a comenzar el día!

Por último, si tu hijo se siente triste por esta nueva etapa, conversen en familia de todos los aspectos positivos que regresar al colegio puede tener; nuevos amigos, practicar deportes, actividades y paseos divertidos, útiles escolares nuevos y otra oportunidad de comenzar desde cero. ¡Ánimo!

También podría gustarte Más del autor